Estar a gusto en un lugar es algo placentero, ¿no crees? Es una sensación que disfrutamos en todo ámbito, incluso, en el laboral. Cuando estamos bien, todo va bien.

El bienestar de los trabajadores en una empresa no solo aporta satisfacción a cada individuo sino que, también, les ayuda a ser más productivos en ella. ¿Las razones?, muchas.

Lo cierto es que cuando una empresa toma en cuenta cambios en sus áreas físicas para el bienestar de su equipo de trabajo, el éxito está garantizado. Hazlos sentir cómodos, y todos querrán pertenecer a tu lugar.

Entonces, ¿qué mejor que hacerlos sentir como en casa? Si lo piensas, pasan más horas en las instalaciones laborales que en sus propios hogares.

Para interior03 hacerlos sentir bien es la clave y, por eso, los espacios se diseñan y se construyen pensando en quienes los disfrutan.

Qué mejor momento para recargar energías que una pausa bien merecida.
Ahí es donde se compensa el esfuerzo realizado y se reactivan los ánimos. Así es el caso de la Fábrica de Hydro building systems, en Miranda de Ebro.

No me cabía la menor duda que la intención era la de acondicionar sus áreas para darle la mayor comodidad y calidad a sus trabajadores.

Después de la reunión con Roberto González, el encargado de seguridad de la planta, el primer objetivo estaba claro:

Crear un espacio trotero para el descanso de los trabajadores. El momento para recargar pilas.
¿Dónde? En el comedor. Con esta premisa me puse manos a la obra. Un lugar decadente, muebles viejos y desgastados, luces fundidas, acabados obsoletos y una cocina en desuso no podía ser el ambiente indicado para tal fin.

Mira como era:

espacio descanso oficina

Definitivamente ¡necesitaban un gran cambio!

La idea se basó en adaptar el área de descanso para el disfrute de uno de los momentos más importantes del equipo: el momento del bocata. Es el más esperado, donde el refrán “a barriga llena, corazón contento” cobra sentido.

Y así iba sucediendo:

Espacio de descanso en lugar de trabajo

¿Qué cambios se dieron?

  • Muebles y mesas blancas brindaron mucha amplitud.
  • Sillas de colores dieron alegría. Sí, al espacio y a sus usuarios.
  • Un suelo laminado de madera aportó calidez, esa misma que sientes al llegar a casa.
  • ¡Y llegó la luz! Los focos nuevos y las lámparas suspendidas despertaron los días.
  • Por último y no menos importante, ¡tachán! una pequeña cocina en color rojo que invita a su total uso.

Además, se renovó todo el sistema de climatización. ¡Qué gusto da tener un buen ambiente! Así ha quedado:

espacio de descanso en la oficina de trabajo

reforma lugar de descanso oficina

interiorismo espacio descanso oficina

Copy: Jennifer Schenaider